10.550 M2 

LABORATORIOS Y AULAS

PONTIFICIA UNIVERSIDAD JAVERIANA 

CALI - COLOMBIA 2018

PRIMER PUESTO 

 

ÏNNOVAR PARA QUE OTRAS COSAS SUCEDAN¨

El proyecto hace parte de una infraestructura educativa existente y consolidada, que se sitúa en medio de una arborización diversa y madura que aporta gran calidad ambiental al lugar. Es una oportunidad para dotar de habitabilidad y confort las áreas de estudio del complejo de laboratorios.

 

Los edificios propuestos están en cercanía tipológica y formal con la arquitectura del campus para lograr concordancias espaciales y funcionales, y para facilitar una lectura de unidad en la universidad. Estos espacios de innovación tienen gran adaptabilidad y flexibilidad para resolver tanto los programas pedagógicos actuales, como los nuevos programas de cara al futuro que tiene la educación de primer nivel de la PUJ.

 

Los laboratorios de la PUJ se entienden como un lugar de encuentro que multiplica el contacto y las relaciones interpersonales, que ofrece una configuración abierta y permeable para posibilitar el acercamiento cara a cara entre los estudiantes y los docentes.

 

El objetivo fue lograr una intervención que hiciera evidente el respeto por todas las preexistencias. Se entendieron los componentes Arquitectónicos, Ambientales y paisajísticos como un patrimonio de la universidad que debía ser valorado por la intervención.

 

El proyecto, antes de presentarse como un objeto autónomo que funde las complejidades del programa y sus usos en un solo edificio, es concebido como un lugar, un eslabón de un sistema espacial ya existente que integra los aspectos pedagógicos, sociales, y de ocio más representativos de la universidad, los edificios se resuelven como espacios propiciadores de relaciones.

 

Con la intención de reforzar idea de la universidad como construcción colectiva, el proyecto retoma una lectura general des agrupándose en cinco volúmenes, donde la tipología de edificios autónomos e independizados por su uso está vinculados a través del espacio social.

 

La autonomía de los volúmenes permite generar mayor cantidad de fachadas en contacto con el contexto. Esta configuración también amplifica los ámbitos de encuentro en el espacio público circundante, multiplica la sombra, lo cual se manifiesta con espacios abiertos provistos de altos niveles de confort, de uso y de permanencia. Al facilitar el encuentro espontaneo el espacio intersticial resultante se convierte en propiciador para el desarrollo de una pedagogía de contacto

 

Cinco volúmenes independientes materializan la noción del espacio particular y de la pedagogía especializada. Así, cada uno toma una temática o programa arquitectónico particular: Bloque 1: edificio de aulas Bloque 2 y 3: Edificio de biología y salud Bloque 4: Mecánica e ingeniería industrial, Bloque 5: Ing. Civil y crecimientos futuros.

 

El espacio común de los laboratorios tiene la facultad de propiciar prácticas colectivas. Convertir el espacio vacío de la estructura ecológica en un propiciador de acontecimientos que están en función del aprendizaje es una característica que existe en la universidad. El estudiante javeriano construye su vocación social en espacios de encuentro que involucran la naturaleza, donde crea la conciencia de que el mejoramiento social está asociada al valor que tiene el medioambiente.

 

CRÉDITOS

ESPACIO COLECTIVO ARQUITECTOS S.A.S
 

ARQ. CARLOS HERNÁN BETANCOURT

ARQ. ALDO MARCELO HURTADO

 

EQUIPO DE TRABAJO

ARQ.ANGELA MARIA ANDRADE

ARQ.VANESSA TORO

ARQ. WILDER SEPULVEDA

ARQ. JOSMAN ROJAS

ARQ. JESSICA ROJAS

ARQ. DANIELA BOLAÑOS

ARQ. MARÍA FERNANDA SOLER

ARQ. MIGUEL CANAVAL

ARQ. GERMÁN ROSERO

ARQ. SOFÍA ZULUAGA

ARQ. LAURA URUEÑA

ARQ. MARÍA A. MORA

ARQ. FELIPE BESSOLO

DIS.  CARLOS OSORIO

 

 

 

 

cam_35