28.000 M2 

LICEO FRANCES PAUL VALERY- ETAPA 1

CALI - COLOMBIA 2018

PRIMER PUESTO

 

ANTECEDENTES

Con la intención de construir una nueva sede en las afueras de la ciudad, que estuviera dotada de un programa escolar completo con zonas deportivas generosas, el Liceo Frances Paul Valery de Cali organizo un concurso privado cuya invitación fue extendida a varias oficinas de la ciudad.

 

Para ESPACIO COLECTIVO ARQUITECTOS, diseñar este edificio educativo con rigor planteaba varios retos. El más importante era lograr la simultaneidad entre pedagogía, clima y cultura a través de acuerdos específicos con el lugar y su historia, que nos habla de un lote de 60.000 m2 perteneciente a una zona de futuro desarrollo urbano en el norte de la ciudad que ha tenido durante décadas una permanente vocación agrícola. Al implementar un sistema de distribución que vincula las diferentes zonas de colegio, tanto exteriores (zonas verdes, zonas de recreo y encuentro, áreas de expresión cultural, zonas deportivas) así como interiores (oficinas administrativas, células de aulas, bibliotecas, talleres de arte) se hace una alegoría a la función que cumplen los campos de irrigación en las tierras agrícolas colindantes destinadas al cultivo de caña de azúcar. El resultado de esta estrategia favorece la interacción, el encuentro y la inclusión que son características propias de un modelo pedagógico abierto que cree que las condiciones adecuadas para el aprendizaje se dan a través de las relaciones personales y en la naturaleza.

 

Este sistema funcional de espacios interconectados multiplica las posibilidades del encuentro y garantiza la interacción entre los estudiantes, profesores, empleados y padres. El proyecto además plantea la recuperación del paisaje natural a partir de la vegetación nativa, que fue excluida por la producción agrícola durante décadas, y que serviría para restablecer un dialogo pedagógico con la naturaleza y con el paisaje propio de la región. Las aulas se organizan a partir de un sistema de células compuestas por 4 ambientes básicos y un patio central, que pueden ser comunicados entre sí para realizar didácticas de grupos. Esta estrategia permite orientar los espacios de permanencia con relación al sol y a los vientos predominantes y permite zonificar el colegio por grados, un punto importante para definir y establecer las diferencias entre los patios de preescolar, primaria y secundaria. Las células de aulas permiten un desarrollo progresivo del colegio respondiendo al concepto de flexibilidad propio de una construcción sostenible. Este elemento único y repetible facilita la construcción, la distribución, y la necesidad de cambio en el futuro crecimiento del programa, y promueve además el sentido de unidad y de igualdad inherente al modelo pedagógico del liceo.

 

 

CRÉDITOS

ESPACIO COLECTIVO ARQUITECTOS S.A.S
 

ARQ. ALDO MARCELO HURTADO

ARQ. CARLOS HERNAN BETANCOURT

 

EQUIPO DE TRABAJO

ARQ. CATALINA OSPINA

ARQ. ANGELA MARIA ANDRADE

ARQ. VANESSA TORO

ARQ. CAROLINA SANCHEZ

ARQ. JUAN S.RAMIREZ

DIS.  CARLOS OSORIO

FOTOGRAFIA

SANTIAGO ROBAYO

 

 

 

 

42614399-icono-de-la-cámara-fotografía-a